Etiquetas

, ,

GermánEsta preciosidad de niño es Germán, el hijo de mi amiga Anay, al que ya había dedicado un disco el día de su nacimiento en mi antiguo blog.

Anay cayó un día en las redes de mi blog buscando información sobre Paul Weller y, a partir de ese momento, entablamos amistad. El año pasado estuve de “okupa” en su casa en Barcelona y fue la mejor guía de la ciudad. Y ahora se dedica a darme envidia con esta ricura que posa con cara de pillín. ¡Felicidades, Anay!

Espero que el blog dure lo suficiente como para que Germán garabatee en él sus primeras letras🙂

Black Ship Boy

 

P.D.: Un pequeño regalo para la fan de Paul Weller