Etiquetas

, ,

Hace un par de días comenté lo mucho que me había gustado “¿Estás ahí?“, que está actualmente en cartel en el Lara. Hoy toca la parte negativa.

Nuevo Teatro Lara1. Es una pena que los responsables del Teatro Lara no respeten al espectador lo más mínimo: no cumplen el horario de taquilla que indican en su web, no tienen una máquina para recoger las entradas compradas por Internet y obligan a hacer cola (lo que les suele obligar a retrasar las funciones), los asientos están en un estado bastante lamentable, y en las sesiones nocturnas (o golfas) las entradas son papeles fotocopiados en los que escriben con un boli el número de espectadores y la fecha de la función.

2. Después de estar media hora esperando a que nos dejaran entrar para ver Fool For Love (la obra de Sam Shepard), que debería haber empezado a las 12 de la noche, llegó lo peor. La obra es buena, pero la versión de la compañía The Process que se representa en el Lara deja mucho que desear: los actores (Iván Sánchez, Chela Santalla, Fran Martín y Ramón Rados), se dedican a gritar -los dos protagonistas-; la puesta en escena es penosa (el principio es una especie de circo sin sentido con la música a todo volumen) y los medios empleados no aportan nada (un actor está en el hall del teatro con un micro inalámbrico y lo vemos proyectado en el escenario. Por supuesto, el micro falla y nos quedamos sin poder oír unas cuantas frases). Hacia la mitad, la cosa parece enderezarse, pero sólo es debido a que empieza a desarrollarse la trama, se sigue más el texto de Shepard y frenan los excesos del director (un tal Adán Black, que no me ha dejado muchas ganas de volver a ver una obra dirigida por él).

Así que os recomiendo ir a ver ¿Estás ahí?, pero los 12 euros que cuesta Fool For Love gastadlos en alguna obra interesante que pongan en la Sala Cuarta Pared, La Guindalera o en algún otro teatro alternativo (que suelen tener una buena programación).

Anuncios