Etiquetas

, , , ,

30 Century ManLlevo dos semanas redescubriendo a los Walker Brothers y a Scott Walker. Todo empezó con un documental llamado Scott Walker: 30 Century Man, que nos descubre a un personaje que ha estado envuelto en un halo de misterio por su introversión (no concedía entrevistas, no dejaba que las cámaras entraran en el estudio de grabación), que hizo que su leyenda creciera a base de rumores e historias no siempre ciertas.

El documental (AQUÍ tenéis el archivo torrent por si queréis descargarlo –incluye subtítulos en castelano–), dirigido por Stephen Kijak, mezcla una entrevista a Scott Walker con imágenes de la grabación de The Drift (su último trabajo hasta la fecha) y entrevistas a músicos a los que ha influido o que han trabajado con él (Radiohead, Pulp, Marc Almond, David Bowie, Johhny Marr, Sting, Brian Eno, Alison Goldfrapp, etc.). Recorre sus inicios en solitario, la época de los Walker Brothers (que ni se apellidaban Walker ni eran hermanos) y su evolución hasta la actualidad. Es de lo mejor que he visto en mucho tiempo.

Scott WalkerThe Walker Brothers fue un grupo de gran éxito en los 60 (superaron en ocasiones a los Beatles en las listas). Scott Walker no comenzó como cantante, pero su voz grave, perfecta para las baladas, acabó convirtiéndole en la figura principal del grupo. Unos años después comenzó su etapa en solitario, con cuatro discos fantásticos: Scott, Scott 2, Scott 3 y Scott 4 (que quizá sea su mejor trabajo hasta la fecha, aunque también marcó un punto de inflexión en su vida). Después del éxito de Scott 3 decidió grabar Scott 4, sólo con composiciones propias. Esperaba que fuera un gran éxito, pero, por alguna extraña razón, el público no lo compró. A partir de ese momento, Scott comenzó un nuevo periodo en su vida, personal y musicalmente. Grabó discos que hasta el día de hoy no ha permitido que se reeditaran, prácticamente no se dejó ver y, sobre todo, fue evolucionando musicalmente de forma radical.

La necesidad de un nuevo éxito hizo que los Walker Brothers se volvieran a reunir y, gracias a una versión de No Regrets (de Tom Rush), volvieron a entrar en las listas. En 1978 editaron Nite Flights, que incluía temas muy buenos, como el que daba título al disco (y que versioneó David Bowie en 1993). Scott reaparecería con Climate Of Hunter (1984), con estupendas canciones como Track 5 o Sleepwalkers Woman –está claro que Antony mamó mucho de Scott Walker–. En 1995 apareció Tilt, saludado por algunos como “el primer disco del siglo XXI”, pero del que opino lo mismo que dice Marc Almond en el documental: “es un horror”. En 2006 dio su última vuelca de tuerca y el sello 4AD le publicó The Drift, un álbum aclamado por la crítica, pero que es, desde mi punto de vista, en exceso experimental y muy difícil de escuchar (salvo, quizá, Cossacks Are).

Descarga la recopilación de Scott Walker

He preparado para el blog una recopilación que incluye temas de casi todas las épocas, aunque me he centrado principalmente en la que más me gusta: los años 60 de Scott 1, 2, 3 y 4 (especialmente el primero y el cuarto), donde, por cierto, podéis ver cómo le marcó Jacques Brel (su mayor influencia musical). Hay temas de Walker para hacer, al menos, una recopilación triple, pero creo que me ha quedado un resumen muy apañado para disfrutar de lo mejor que ha dado (sólo he incluido dos temas de los Walker Brothers y el más actual de la recopilación es de 1984).

“He smelled of miracles
With stained glass whispers
You loved his laughter
You tremble beneath him once again”

Pinchad en la portada de la recopilación para descargarla. AQUI podéis ver la lista de las canciones. Espero que os guste.