Etiquetas

, , , , , , ,

Esta semana he ido a dos conciertos y, curiosamente, los dos del mismo cantante: Pelle Carlberg. Este sueco que editó el año pasado su tercer disco en solitario (una maravilla llamada The Lilac Time), ha pasado por Madrid con su pop lleno de colores y me ha hecho pasar dos noches estupendas.

Pelle Carlberg en La Buena Vida

Pelle CarlbergEl martes, al llegar a casa y encender el Mac, me encontré con un email de La Buena Vida, anunciando un concierto de Pelle Carlberg a las 20:15 en la librería. Parece ser que Pelle y su amigo Thomason (toca el bajo, la armónica y la percusión) querían hacer un concierto antes del oficial del miércoles en la sala Moby Dick, así que, después de tomarse un buen cocido madrileño, fueron a La Buena Vida, les gustó el local, y le preguntaron al dueño si podrían dar un concierto esa misma noche.

Fue un lujo poderles escuchar en un sitio pequeño. El diálogo con el público fue muy fluido y entretenido. Pelle Carlberg en la Moby DickTocó varios temas de su último trabajo (The Lilac Time) y de los dos anteriores(In A Nutshell y Everything. Now!) y nos contó de qué iba cada uno de ellos: 1983 habla de su padre avisándole de los peligros de la noche; Because I’m Worth It es sobre la generación de los 70, que allí la denominan por el lema de L’Oreal; Fly Me To The Moon trata del penoso trato que recibieron de Ryanair volviendo de un concierto en Barcelona; contó que Pamplona, aunque tiene el nombre de una ciudad española, no tiene que ver con España; nos explicó casi haciendo mimo qué es una pawnshop –casa de empeños– antes de cantar Crying All The Way To The Pawnshop; y tocó la que dice que es una de las canciones con el título más largo de la historia del pop (Clever Girls Like Clever Boys Much More Than Clever Boys Like Clever Girls).

Thomason tuvo éxito entre el público femeninoEl concierto de ayer en la Moby Dick estuvo también muy bien, pero, en lugar de escribir sobre él, os dejo el final de la crítica que, en un par de días, Fernando publicará en indienauta:

Después de una hora en la que el público no paro de bailar y dar palmas, hizo dos bises: uno con Pamplona, en la que todos acabamos coreando el “narananá” de la canción,  y otro con una graciosa versión de I Belive in a Thing Called Love, de los horrorosos The Darkness.
En definitiva, un gran concierto del que todos salimos encantados.”

NOTA: AQUÍ tenéis el enlace a la crítica que ha escrito Fernando para Indienauta y a las fotos que hice del concierto.

De regalo, os dejo tres vídeos: Because I’m Worth It y 1983 en La Buena Vida y Fly Me To The Moon en la sala Moby Dick (el resto de fotos del concierto de Moby Dick las podéis ver en Indienauta, en la crítica de Fernando).


En los próximos días haré una recopilación de Pelle Carlberg, pero, mientras tanto, podéis disfrutar de su último disco en Don’t Eat The Yellow Snow.

Pelle Carlberg en la libreria La Buena Vida

P.D.: La próxima entrada será de teatro: tengo pendiente hablar de Molly Sweeney, este fin de semana iré a ver Noviembre y Días de Vino Y Rosas, y la próxima semana le toca el turno a Llama Un Inspector.