Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Lo que viene a continuación es una especie de diario de nuestro viaje a NY, que puede también servir de guía para disfrutar de la ciudad (aunque no he incluido muchas de las cosas que hicimos/vimos en el viaje de 2007).

El Empire State el día de San Patricio

El Empire State el día de San Patricio

Casi dos años después de nuestra primera visita, estábamos de nuevo en Nueva York, una ciudad distanta a todas las demás que conozco y de la que es difícil no enamorarse.

En esta ocasión aterrizamos en el aeropuerto de Newark, mucho mejor que el decrépito JFK y bien comunicado con Manhattan. Era el día de San Patricio, pero no llegamos a tiempo de ver el desfile. Dejamos las maletas en el hotel y nos dispusimos a dar un largo paseo hasta la hora de cenar.

Celebrando el día de San Patricio

Por la Quinta Avenida quedaban algunos rezagados que, vestidos de verde, todavía no se habían refugiado en alguno de los incontables pubs irlandeses que inundan la ciudad, para dar buena cuenta de su cerveza. Ellos y la iluminación del Empire State, que empezaba a asomar en el atardecer, eran casi los únicos vestigios de la celebración que acababa de tener lugar.

El Empire State

El Empire State

Un ejemplo de Shoefiti.

Un ejemplo de Shoefiti.

ny09-2009-03-17211

Un típico carrito de comida.

Bajando por la Quinta se podía ver desde el impresionante Empire State y otros edificios muy originales hasta pequeñas curiosidades como los típicos carritos de comida o algunos ejemplos de Shoefiti.

Vista de un edificio desde la 5ª Avenida.

Vista de un edificio desde la 5ª Avenida.

Una ardilla en el Madison Square Park.

Una ardilla en el Madison Square Park.

Llegamos hasta Madison Square Park, donde nos recibieron el inconfundible Flatiron y una ardilla deseosa de llevarse algún resto de sandwich a la boca.

ny09-2009-03-1727 ny09-2009-03-1729

El Flatiron y el edificio Decker

Continuamos por Broadway hasta Union Square Park (donde está el Decker Building) y después seguimos por la calle 14 hasta la Séptima Avenida, donde nos sorprendieron los colores de Jensen Lewis y del escaparate de Geminola, y terminamos en The New French, en Hudson Street, donde disfrutamos de una hamburguesa que nos supo a gloria.

Jensen Lewis, en la 7ª Avenida.

Jensen Lewis, en la 7ª Avenida.

Geminola

Geminola

Volvimos al hotel en metro (la mejor opción para moverse por Nueva York) y nos fuimos a dormir, porque nos esperaba un miércoles muy intenso.

Anuncios