Etiquetas

, , ,

Este sábado acudí a una actividad de EFTI para el Curso Profesional de Fotografía. Aparte de ver la exposición de Pierre Gonnord en Alcalá 31, teníamos que realizar una práctica de retrato en la calle: conseguir un modelo, convencerle y retratarle.

Mientras preparaba las cartulinas para el fondo, pensé que tenía que hacer algo más que un retrato, que tenía que haber una temática. Entonces me vino a la cabeza la imagen de Aznar haciendo la higa a un grupo que estaba intentando reventar una conferencia que iba a dar en la Universidad de Oviedo.

En realidad, la higa es el puño cerrado con el pulgar introducido entre el índice y el corazón, y se hacía para indicarle al otro que se le quería retar (también está “la peseta”, que se refiere al corte de mangas). Pero hoy en día se emplea esa expresión (y la de “hacer la peseta”) para indicar el gesto obsceno formado por el puño cerrado, mirando hacia uno mismo, y el dedo corazón levantado.

Este gesto, que se emplea cuando alguien te está fastidiando de algún modo y quieres indicarle que te trae al fresco lo que haga o diga, es un “jódete” con retranca que me pareció que podía dar mucho juego.

Tuve suerte con la gente porque, salvo un señor mayor y un par de italianos con pinta de estar de regreso al hotel después de una noche intensa por Chueca, todos se ofrecieron a que les hiciera el retrato. El resultado de esta serie, que he titulado “Haciendo la higa por la calle de Alcalá”, lo podéis ver en este pase de diapositivas y en el mural que os dejo en esta entrada.

Espero que os guste.

Haciendo la higa por la calle de Alcalá

Haciendo la higa por la calle de Alcalá