Etiquetas

, , ,

Ayer, en el blog de The New York Times dedicado a la fotografía de reportaje, estuve viendo y leyendo “Portraying Moscow with a camera phone“. Todd Heisler logra un reportaje muy interesante utilizando la cámara de su iPhone y una aplicación que le da a las imágenes el aspecto de las antiguas instantáneas de las Polaroid.

Esta mañana he salido a la calle (en La Coruña) y he hecho fotos con el mismo programa y el mismo teléfono –pavimentos, escaparates, paseantes, etc.–. Y por la tarde me dediqué a fotografiar la casa de mis padres.

De esta segunda sesisón, he seleccionado una primera tanda que he titulado “Porcelain Gods“, y que os dejo en esta entrada del blog. Sé que la cámara de un móvil no es un medio “profesional”, pero reconozco que se pueden conseguir cosas muy interesantes (el único retoque de las fotos es el que da el programa del iPhone). Espero que os gusten.