Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

NOTA: Si quieres leer la crónica entera, pincha AQUI.

Skylight One Hanson

Skylight One Hanson

El sábado, después de desayunar en el hotel, cogimos el metro en dirección a Brooklyn. En Skylight One Hanson –precioso edificio de estilo Art Decó, antigua sede del Williamsburg Savings Bank y, desde septiembre de 2009, espacio multiusos para fiestas, bodas, etc.–, está durante los meses de invierno el Brooklyn Flea Market, un mercadillo que hay que visitar.

Ya sólo por el edificio en sí, por el increíble hall, por las cámaras acorazadas, por la suntuosa decoración, merece la pena pasar parte de la mañana en el mercado de muebles, antigüedades, ropa vintage, joyería, arte, etc. que está ubicado en el corazón de Brooklyn, muy cerca del BAM (no os olvidéis de echar un ojo a las actividades de la Brooklyn Academy of Music –música, danza, teatro, cine–, incluidas las gratuitas del BAM Café).

Brooklyn Flea Market

Vista del hall del Williamsburg Savings Bank, donde se celebra el Brooklyn Flea Market.

En el Brooklyn Flea Market compramos una bolsa dibujada a mano en Truly Loved NYC –para Cris–, unas postales y transfers de los años 50 para camisetas (no sé si funcionarán, pero los diseños son chulísimos) en Alphaville –la tienda de Manhattan, que me encantaba, ha cerrado–, un collar de piritas para la madre de Fer y una camisa vintage muy chula.

Brooklyn Flea Market Brooklyn Flea Market

Puestos del Brooklyn Flea Market.

Brooklyn Flea Market Brooklyn Flea Market

Cámara acorazada y detalle de la entrada del edificio.

Long IslandTerminada la visita al mercadillo, nos dirigimos hacia Long Island. Allí están Five Pointz (famoso edificio de grafiteros) y el PS1, centro de arte del MOMA un poco más alternativo que el museo de Manhattan (exceptuando la miniexposición de fotografías de Garry Wynogrand, lo que había no me gustó mucho).

Edificio de Brooklyn Lámparas

Edificio de Brooklyn con grafitti y lámaparas del PS1.

PS1 5PTZ

MOMA PS1 (nuevo acceso en construcción) y detalle del 5 Pointz.

A continuación nos acercamos al nuevo Gantry Plaza State Park, un fantástico parque a orillas del Hudson, desde el que se contemplan unas vistas excelentes del skyline del midtown Manhattan (edificio de la ONU, Chrysler building, Empire State, etc.). Además, es aquí donde está el famoso anuncio de Pepsi Cola que se puede ver desde Manhattan.

Gantry Plaza State Park Pepsi Cola

Vista desde el Gantry Plaza State Park y anuncio de Pepsi Cola.

Gantry Plaza State Park Gantry Plaza State Park

Vistas desde el Gantry Plaza State Park.

Gantry Plaza State Park

Las mejores vistas del skyline de Manhattan.

Grafitti en Williamsburg

Grafitti en Williamsburg

Como llegaba ya la hora de comer, nos fuimos a Williamsburg, a Cubana Social, un local que recrea el ambiente de la Habana de los años 30, en el que hay actuaciones y sirven cenas y cócteles. Por desgracia, no sirven comidas, así que, finalmente, fuimos a SEA, un bonito (y barato) restaurante thai que ya habíamos visto en nuestra anterior visita, pero al que no habíamos ido.

Cubana Socíal SEA

Cubana Socíal y SEA, dos locales de Williamsburg.

SEA

Una pareja comiendo en SEA

Brooklyn Brewery

Brooklyn Brewery

Tras la comida, fuimos a comprar vinilos a SoundFix (al final cayó el de Mogwai), pasamos por la Brooklyn Brewery (la fábrica de cerveza se puede visitar, pero había mucha cola el sábado) y nos acercamos al East River State Park (recomendación de Aída, por las vistas de Manhattan). Las vistas, efectivamente, eran muy buenas, pero el frío que hacía allí era insoportable (curiosamente, el viernes estábamos a 19 grados y el sábado fue el más frío de toda la semana, con temperaturas muy por debajo de cero).

 

East River State Park

Vista de Manhattan desde el East River State Park.

East River State Park East River State Park

Vistas desde el East River State Park (puente de Williamsburg en la foto de la derecha).

Después de la visita a Brooklyn, cogimos el metro camino del hotel, para descansar un rato antes de ir a cenar a un clásico del downton Manhattan, el Cornelia Street Café, donde tienen un menú de precio fijo de 25$ que está bastante bien (recordad que en NY has de sumar al precio casi un 30% más en concepto de tasas y propina y que este tipo de menús, salvo en esta ocasión, no suelen incluir la bebida).

The Cornelia Street Café The Village Vanguard

The Cornelia Street Café y The Village Vanguard.

El día llegaba a su fin, pero aún quedaba la actuación del cuarteto de David Sánchez en el mítico Village Vanguard, uno de los garitos clásicos de jazz de Nueva York junto al Blue Note, el Lennox Lounge y otros.

El domingo iba a ser un día de museos, concierto indie, … pero esa es historia para la tercera parte de la crónica.

Grafitti

Grafitti en Williamsburg.