I Love This Life (Una recopilación)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hace ya bastante tiempo puse en el blog una recopilación que se llamaba A los 20 años y que incluía música que escuchaba, supuestamente, cuando tenía esa edad. La verdad es que más bien cubría un periodo mucho más amplio y era bastante clasicota (de hecho, solo Julian Cope repite en la que os dejo ahora).

I Love This Life es, fundamentalmente, lo que sonaba allá por la segunda parte de los 80, o al menos lo que escuchaba por aquella época, gracias sobre todo a algún compañero de colegio con muy buen gusto (Jesús, no he podido meter Lorelei, pero al menos la selección empieza con un tema de Cocteau Twins). Creo que, en esta ocasión, sólo hay dos versiones (un tema de David Bowie y otro de Tom Verlaine) y es verdad que algunos de los grupos, aunque son de la época, yo los descubrí años más tarde.

Haz clic en la portada para descargar la recopilación "I Love This Life".

Haz clic en la portada para descargar la recopilación “I Love This Life”.

Los artistas y grupos que he seleccionado son Cocteau Twins, The Blue Nile, The Dream Syndicate, Magazine, Felt, Simple Minds, Devo, The Associates, Love And Rockets, The The, The Psychedelic Furs, B.E.F. & Billy Mackenzie, Adam And The Ants, Guadalcanal Diary, Roxy Music, The House Of Love, Julian Cope, The Soft Boys, The Go-Betweens, Lloyd Cole And The Commotions, Close Lobster, Haircut 100 y The Jesus & Mary Chain.

AQUÍ tenéis el listado de canciones y haciendo clic en la portada –una foto de la playa de Seeb, en Mascate (Omán)– os podéis descargar la recopilación y la carátula en pdf. Espero que os guste.

Just Breath Like Only Lovers Can (Una recopilación)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Llevaba sin poner una recopilación en el blog, y casi sin actualizarlo, desde que me vine a vivir a Omán. Desde entonces han pasado muchas cosas y, por unas razones u otras, nunca encontraba el momento (o tenía las ganas suficientes) para preparar una nueva entrada. Pero todo llega, así que aquí tenéis una nueva recopilación musical, doble, que espero sea la primera de las muchas que espero hacer en 2016.

El título que le he puesto, Just Breath Like Only Lovers Can, nace de la unión de dos: la canción de Petite Noir que cierra la primera parte (la rápida) y la de Tindersticks que abre la segunda (la lenta). Tenía mucho material acumulado, así que he seleccionado las canciones que más me han gustado el pasado año (y que encajaran con las demás, por lo que han quedado unas cuantas muy buenas fuera del disco), he metido alguna versión (Felt, The National, Wire, Russ Titelman), un par de clásicos que he escuchado por recomendación de amigos y un par de homenajes a artistas que nos acaban de dejar (David Bowie y Black entre otros).

Just Breat Loke Only Lovers Can

PARTE 1                       PARTE 2                     PARTE 3

La primera parte (listado de canciones aquí) se compone de temas de The Manhattan Love Suicides, Mac McCaughan, Lush, Lady Lamb The Beekeeper, Eleanor Friedberger, The Pains Of Being Pure At Heart, Belle And Sebastian, Grant McLennan, Tracy Thorn, Summer Fiction, Mercury Rev, The Tallest Man On Earth, Deerhunter, The Lovetones, Melbourne Cans, Mikal Cronin, Matthew E. White, Line And Circle, Florence + The Machine, EL VY, Lower Dens, City Calm Down, New Order, Grimes y Petite Noir.

En la segunda (listado de canciones aquí) podéis encontrar a Tindersticks, Majical Cloudz, Father John Misty, Strand Of Oaks, John Grant, Blur, Tame Impala, David Bowie, Sufjan Stevens, Yo La Tengo, Crayon Fields, Built To Spill, Courtney Barnett, Soko feat. Ariel Pink, Natalie Prass, Julia Holter, Richard Hawley, The Chills, Robert Forster, Black, The National, Dave Gahan And Soulsavers y Suede.

Haciendo clic en PARTE 1, en PARTE 2 y en PARTE 3 (la segunda parte no cabía en un solo archivo) os podéis descargar las canciones junto con las carátulas en pdf. La portada es una foto del camino hacia el Wadi Tiwi, que está en Omán (pronto pondré un álbum de fotos del país).

Espero que os guste esta doble recopilación y que sigáis viniendo por aquí a por música o simplemente a saludar :-)

Me acuerdo (un homenaje “brainardiano” a David Bowie)

Etiquetas

, , , , ,

Me acuerdo de mi primer disco de Bowie, Let’s Dance, que me descubrió Begoña, una compañera del colegio.

Me acuerdo de que después empecé a comprar toda su discografía anterior.

Me acuerdo de ver en casa de Álvaro “Cat People” (la de Schrader, con Nastasja Kinski, música de Moroder y tema principal de Bowie).

Me acuerdo de comprar por Internet todos los cedés edición especial numerada bañados en oro que editó Ryko en Estados Unidos de sus mejores álbumes.

Me acuerdo de que veía cualquier película que incluyera un tema de Bowie (por eso he visto tanto cine).

Me acuerdo de comprar también por Internet la maravillosa caja de Bowie que editó Ryko (tanto en vinilo como en cedé).

Me acuerdo de ver en el Teatro Rosalía de Castro “Yo Cristina F.”, con mi amigo Julio y acompañados de su padre, y de comprar años después el DVD (que he vuelto a ver en numerosas ocasiones).

Me acuerdo de las líneas que cantaba Bowie en la versión del “Perfect Day” de Lou Reed que grabaron un montón de artistas para la BBC: “Just a perfect day / You made me forget myself”.

Me acuerdo de comprar el “Private Dancer” de Tina Turner sólo porque Bowie estaba involucrado en su resurrección musical (la Turner hacía una buena versión de 1984).

Me acuerdo de ir al Calderón, solo, a ver el “Glass Spider Tour” de Bowie. Allí me encontré con Jaime y Ana (de la tienda Portobello). Aquella tarde empezó con Aviador Dro y con The Stranglers, y ni siquiera el “Always de Sun” evitó que lloviera.

Me acuerdo de la crítica del “Never Let Me Down” que hizo Julián Ruiz en Plásticos y Decibelios: ¡puso bien hasta el rap de Mickey Rourke en aquel horror de canción que era “Shining Star (Makin’ My Love)”!

Me acuerdo de comprar en Madrid Rock el vinilo de Tin Machine y de estar cabreado con el mundo porque a mí me encantaba el disco (y me sigue gustando mucho).

Me acuerdo de haber comprado dos ediciones distintas en cedé del Tin Machine II, porque la edición americana tenía dibujadas hojas de parra en los genitales de ¡las estatuas! Recuerdo que se lo regalé a Itziar, compañera en la Casa do Brasil.

Me acuerdo de haber ido al rockódromo de la Casa de Campo en 1990 con mi profesor de física de la Academia Castiñeira a ver la gira de grandes éxitos de Bowie. Aluciné con Adrian Belew y sus rifs en Stay.

Me acuerdo de haber visto la gira de Earthling (1995) ¡¡en el Aqualung!! (inicialmente estaba programado en Las Ventas). Los teloneros fueron Placebo y los que estaban a mi lado discutían si el cantante era un hombre o una mujer. A la salida llovía a cántaros y descubrimos que nos habían robado los limpiaparabrisas del coche.

Me acuerdo de que compraba todos los singles y discos en los que hubiera alguna versión de un tema de Bowie.

Me acuerdo de Hedwig, con la cabeza dentro del horno escuchando la radio y diciendo “I grew up listening to the American masters: Toni Tennille, Debbie Boone, Anne Murray–who was actually a Canadian working in the American idiom. Then there were the crypto-homo rockers: Lou Reed, Iggy Pop, David Bowie–who was actually an idiom working in America and Canada”. Hedwig and the Angry Inch es una de mis películas favoritas desde que la vi en una sesión golfa en los cines Ideal.

Me acuerdo de que tuve varios aparatos del sistema MiniDisc de Sony (uno portátil, uno para el equipo de música y otro en el coche), pero que sólo me compré un MiniDisc grabado: Ziggy Stardust (compraba MiniDisc vírgenes para hacer recopilaciones).

Me acuerdo de comprar todas las ediciones de aniversario del Ziggy Stardust.

Me acuerdo de morir de desesperación porque Bowie suspendió su concierto en Santiago de Compostela en 2004.

Me acuerdo de haber enviado hace una semana o así una postal a mi amiga Anay con una foto de Steven Shapiro en la que Bowie imita a Buster Keaton (la compré en el Fotografiska de Estocolmo).

Me acuerdo de que empecé a interesarme seriamente por Bruce Springsteen después de escuchar a Bowie cantando “It’s Hard To Be A Saint In The City”.

Me acuerdo de comprar el single con el medley de “Paz en la Tierra” y “El Pequeño Tamborilero” que cantaba con Bing Crosby, y de ver ese especial navideño en la tele.

Me acuerdo de comprar el single del “Baal” de Bertolt Brecht, que incluía las canciones que interpretaba Bowie en la grabación de la BBC (también actuaba).

Me acuerdo de haber colgado en Instagram dos fotos relacionadas con Bowie durante la última semana.

Me acuerdo de que cada vez que escuchaba “Under Pressure” estaba esperando a que entrara Bowie con “‘Cause love’s such an old-fashioned word…”. Podría escuchar ese bridge en bucle durante horas y horas.

Me acuerdo de cuánto me gustaban “Strangers When We Meet” y “Dead Against It”, de la banda sonora de la serie “The Buddha of Suburbia” que, curiosamente, nunca llegué a ver. Sí que leí la novela de Kureishi (y después leí muchas otras novelas de él).

Me acuerdo de lo enganchado que estuve al “Station To Station” durante un par de años y del vídeo de “Wild Is The Wind”.

Me acuerdo de ver en Berlín la exposición “David Bowie Is”.

Me acuerdo de escuchar decenas de veces seguidas a Rickie Lee Jones cantando “Rebel Rebel”.

Me acuerdo de haber comprado discos de Bowie en muchas tiendas, pero nada como los buenos momentos pasados en Portobello con Javier, Ana y Jaime.

Me acuerdo de Frank Black cantando “Fashion” con Bowie en el conciertazo de su 50 Aniversario en el Madison Square Garden, de los dúos con Lou Reed de “White Light White Heat” y “Dirty Boulevard”, y de la versión de “Repetition” que suena mientras Bowie está en el camerino, uno de mis temas favoritos del Duque Blanco.

Me acuerdo de estar preparando la crítica de Blackstar para Indienauta, aunque creo que no la voy a terminar.

Me acuerdo del “Western Star” de Frank Black y de la frase “and all he thinks about is how he looks like Heroes-period Bowie”.

Me acuerdo de muchísimas cosas de mi vida por su relación con alguna canción de Bowie.

Me acuerdo, por encima de todo, de mi hermano escuchando “Rock’n’Roll Suicide” cuando tenía un mal día (esa canción y el Ave María interpretado por Kiri Te Kanawa eran sus dos temas de cabecera).

New Order – Music Complete

donteatheyellowsnow2

New_order_music_complete_cover

Cada vez que me enfrento a un nuevo trabajo de New Order, lo hago con miedo. Creo que razones no me faltan, ya que sus últimos álbumes dejan mucho que desear, y ese acercamiento al rock no me termina de convencer. Como tampoco me termina de convencer Restless, el primer adelanto de este nuevo álbum, que, para mi sorpresa, ha recibido buenas críticas. Incluso, algún osado se ha atrevido a compararlo con el Regret. Pero, afortunadamente, el décimo trabajo de la banda de Manchester no tira por ahí, y gran parte de él se centra en los New Order más electrónicos y bailables.

Music Complete es uno de esos trabajos llenos de colaboraciones que tanto gusta a las bandas que llevan años en esto. Por aquí pasan Iggy Pop, Elly Jackson de La Roux, o Brandon Flowers, que ha cumplido su sueño de trabajar con…

Ver la entrada original 306 palabras más

To Live Is To Fly (Una recopilación)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Al final del capítulo de The Good Wife de la semana pasada, en un momento especialmente duro para la protagonista, suena de fondo la genial “I Think It’s Going To Rain Today” de Randy Newman (en versión de Lauren O’Connell). Hice con esa canción lo que hago con muchas de mis preferidas, una recopilación de versiones de la misma, y así llegué a la excelente versión de Peggy Lee. Aunque la producción es muy de la época (1969), su voz y su perfecto fraseo hacen que destaque sobre las demás.

To Live Is To Fly, la recopilación que os dejo hoy en el blog (y que toma su nombre del tema de Townes Van Zandt que descubrí gracias a Cowboy Junkies), tiene su germen en la canción de Randy Newman que comentaba al principio y en el country, gracias a Peggy Lee. En verdad hay mucha música de raíces (country, folk, soul, etc.), pero, sorprendentemente, más de la mitad de los temas se grabaron estos dos últimos años (en el friso del Casón del Buen Retiro, en Madrid, se puede leer “lo que no es tradición, es plagio”). Los medios tiempos que dominan el disco estallan en las últimas canciones en unos temas más acelerados y potentes, pero sin perder los orígenes tradicionales. Y cierran los Okkervil River con un tema que resumen la idea general de la recopilación.

Haz clic en la portada para descargar "To Live Is To Fly".

Haz clic en la portada para descargar “To Live Is To Fly”.

Los grupos y artistas que he incluido en esta ocasión son Peggy Lee, Sandra Wright, Jim Croce, Scud Mountain Boys (Joe Pernice), PF Sloan, Townes Van Zandt, Arthur Russell, Father John Misty, Justin Townes Earle, Rosanne Cash, Doug Paisley, Sturgill Simpson, Michael Kiwanuka, Micah P. Hinson, The Tallest Man On Earth, Matthew E. White, Alabama Shakes, El Vez, Giant Sand, Curtis Harding, Dorian Wood y Okkervil River.

AQUÍ tenéis un listado completo de las canciones, y haciendo clic en la imagen de la portada (una foto que hice ayer con el móvil en un parque de Dunkerque), os podéis bajar las canciones y un pdf de la carátula. Espero que os guste.

Fade Into You (Una recopilación)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Aunque llevaba siglos sin actualizar el blog, la verdad es que tengo a medio terminar un montón de entradas (diarios de viajes a Oporto y Londres, textos sobre discos, fotografía, etc.). Pero como me han insistido en que vuelva a colgar recopilaciones musicales, he aprovechado que esta tarde estaba haciendo una para mí, para actualizar el blog.

FADE INTO YOU la empecé a organizar alrededor de un tema de J Mascis que le da título (es una versión de Mazzy Star que grabó para el Record Store Day), pero que finalmente cayó del listado final. Incluye tres o cuatro clásicos, tres versiones (de Big Star, Neil Young y Blake Babies) y muchas novedades, pero estas son, en su mayoría, de sonido muy clásico. Como siempre, es muy ecléctica, pero, espero, coherente.

Haz clic para descargar la recopilación "Fade Into You".

Haz clic para descargar la recopilación “Fade Into You”.

Los artistas que he incluido en esta ocasión son Paul Simon, Father John Misty, Justin Townes Earle, Tobias Jesso Jr., Sufjan Stevens, Gravenhurst, Edwyn Collins, Owen, Teenage Fanclub, Jack Ladder y Sharon Van Etten, Melbourne Cans, Matthew E. White, Martha Reeves, St. Paul & The Broken Bones, Curtis Harding, The Decemberists, The Popguns, The Manhattan Love Suicides, Lady Lamb The Beekeeper, Tigercats, The Psychedelic Furs y Close Lobsters.

AQUÍ tenéis el listado de canciones que he incluido, y haciendo clic en la portada os podéis descargar las canciones y la carátula. Espero que os guste.

P.D.: La portada es de una foto que hice hace unas semanas en Londres. El cartel de la fachada del edificio es de una campaña de Loewe e incluye una foto de Steven Meisel (un autorretrato) que me pareció excelente.

Vendo iPad Air Wifi de 128Gb (YA LO HE VENDIDO)

Etiquetas

, , ,

l_21962990–––– YA HE VENDIDO EL IPAD ––––

He decidido vender mi iPad Air WiFi de 128Gb, que está en perfecto estado, por 390€. La pantalla lleva un plástico protector de Belkin desde que lo compré y siempre ha estado protegido por una funda Smart Case que lo protege por todas partes (la funda de piel, de 79€, también va incluida con el iPad).

Tengo el cable, el cargador y la caja original, todo prácticamente nuevo.

Si alguien está interesado, que me deje un mensaje.

ipadjpg

The Sensitive Kind (una recopilación)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ya llevaba mucho tiempo sin colgar en el blog una recopilación (¡y aún tengo pendiente la crónica de Oporto!), así que esta que os dejo hoy es un pelín más larga de lo habitual (90 minutos).

The Sensitive Kind toma el nombre de una excelente canción de J.J. Cale –creo que en una recopilación anterior incluí la preciosa versión de John Mayall–, y fundamentalmente tiene temas lentos y melancólicos. De los 23 temas, 18 son novedades (encontraréis a muchos viejos conocidos) y hay cinco versiones (de J.J. Cale, The Beatles, Arthur Russell, The Association y Daniel Johnson).

Haz clic en la imagen para descargar la recopilación "The Sensitive Kind".

Haz clic en la imagen para descargar la recopilación “The Sensitive Kind”.

Los grupos y artistas que he incluido en esta ocasión son Kat Edmonson, Joel Gibb, Avi Buffalo, Joanna Gruesome, Sharon Van Etten, Lykke Ki, Cat Power & Coldplay, Natalie Merchant, Sinéad O’Connor, Allo Darlin’, Eels, Baxter Dury, Josh Rouse & Kurt Wagner, The Vaselines, Deacon Blue, Sondre Lerche, The Rosebuds, Sean Nicholas Savage, Spoon, Ken Stringfellow, Eric Clapton, Conor Oberst y Perfume Genius.

AQUÍ tenéis el listado de canciones, y haciendo clic en la portada (es una foto del viaje de este verano a Oporto) os podéis bajar las canciones y la carátula en pdf con toda la información.

Berlín 2014 (Cuarta parte)

Etiquetas

, , , , ,

El sábado nos levantamos temprano para aprovechar el día en Potsdam. Desayunamos y cogimos el tren hasta la parada más cercana al Parque de Sanssouci.

Nuevo Palacio de Sanssouci.

Nuevo Palacio de Sanssouci.

Los Communs, una de las sedes de la Universidad de Potsdam.

Los Communs, una de las sedes de la Universidad de Potsdam.

En el Parque de Sanssouci hay un conjunto de palacios y jardines que se comenzaron a construir durante el reinado de Federico el Grande (s. XVIII) y que fueron ampliados por Federico Guillermo IV en el siglo XIX. Los deseos de Federico el Grande eran los de un hombre “sencillo”: no tener preocupaciones, estar sans souci. Y así mandó construir entre 1745 y 1747 el palacio de verano de Sanssouci, en las conocidas terrazas de viñedos (el palacio lo terminó Georg Wenzeslaus Knobelsdorff). La visita de todos los palacios y edificios –el Nuevo Palacio, las Nuevas Cámaras, la Casa China, la Orangerie, el Palacio de Charlottenhof, el palacio Sanssouci, …–, así como las dimensiones del parque, hacen que se necesiten varias jornadas para verlo todo con el suficiente detenimiento. Nosotros decidimos ver el Nuevo Palacio, el Palacio Sanssouci y la Casa China, además de dar un largo paseo por el excelente parque y ver parte de los demás edificios sólo desde el exterior.

_DSC0358  _DSC0374

– Habitaciones y salones del Palacio Nuevo de Sanssouci.

_DSC0379

Palacio Nuevo de Sanssouci.

Empezamos nuestra visita en el Palacio Nuevo de Sanssouci, que Federico el Grande hizo construir entre 1763 y 1769. Sus salones, el teatro y la galería de Pesne son ejemplos del rococó federiciano. Los edificios adyacentes al palacio, los Communs, son actualmente una de las sedes de la Universidad de Potsdam.

_DSC0381  _DSC0382

– Paseando por el Parque Sanssouci.

Casa China.

Casa China.

_DSC0398  _DSC0396

– Interior de la Casa China.

Tras la visita al palacio, dimos un paseo por el parque hasta llegar a la Casa China. El edificio fue construido entre 1754 y 1757. Servía para pequeños eventos sociales y su estilo es una mezcla de rococó y arquitectura oriental.

_DSC0405  _DSC0419

– Cris y Fer en un banco del parque, y vista del molino histórico.

_DSC0408

Vista del Sizilianischer Garten.

Después de la visita a la Casa China, paseamos por el Sizilianischer Garten, vimos por fuera el molino (es de 1791, aunque se reconstruyó en 1993, debido a un incendio) y llegamos hasta el Palacio Sanssouci.

Palacio Sanssouci.

Palacio Sanssouci.

_DSC0421  _DSC0424

– Interior del Palacio Sanssouci. Esculturas.

_DSC0427  _DSC0441

– Biblioteca y habitación del Palacio Sanssouci.

El Palacio Sanssouci, aunque se supone la joya del parque, es pequeño (de una sola planta y con 10 habitaciones) y se ve en poco tiempo. De todos modos, después se pueden disfrutar los jardines con los viñedos, que son espectaculares.

_DSC0455

Cris y Fer, haciendo el payasete, en los jardines del palacio.

_DSC0467  _DSC0472

– Vistas del palacio, los jardines y los viñedos.

La lasaña de Lindner.

La lasaña de Lindner.

Se acercaba la hora de comer, así que nos fuimos andando hasta el centro de Potsdam y comimos en Lindner (Jägerstraße 16, Potsdam), un sitio de comida para llevar, aunque también se puede tomar allí (es lo que hicimos), y pastelería (todavía recuerdo lo rica que estaba la lasaña de jamón serrano y mozzarella y el postre).

Potsdam parece una ciudad de Lego.

Potsdam parece una ciudad de Lego.

Después de la comida dimos un paseo por el centro de Potsdam. Salvo el barrio holandés, que tiene encanto, el resto es demasiado “bonito” y con pinta de prefabricado (pensado, obviamente, para el turismo). Me quedo, sin duda, con la parte de los palacios.

El barrio holandés es la parte más bonita e interesante de Potsdam.

El barrio holandés es la parte más bonita e interesante de Potsdam.

Entrada a la vinoteca Cordobar.

Entrada a la vinoteca Cordobar.

Volvimos a Berlín ya avanzada la tarde y fuimos a cenar al Cordobar (Große Hamburger Str. 32), una vinoteca-restaurante con raciones muy ricas e interesantes (aunque caras) y unos vinos todavía más caros (además, el esnobismo de los camareros con el tema de los vinos es de hacérselo mirar –¡y eso que nos trajeron uno con tapa de rosca, como el antiguo Savin!–). Por lo demás, el sitio es agradable y tiene un patio interior ajardinado muy apetecible (y con ratoncito incluido dando una vuelta por el mismo).

_DSC0496  _DSC0493

– Vistas del interior de la cúpula del Reichstag.

Vista nocturna de la cúpula del Reichstag.

Vista nocturna de la cúpula del Reichstag.

Nos pasamos toda la cena mirando el reloj, porque teníamos pase para la cúpula del Reichstag a las 10 de la noche (la última hora). No habíamos podido ir los días anteriores porque estaba cerrada por trabajos de mantenimiento. Fue una dura caminata-carrera por las márgenes del río, pero conseguimos llegar a tiempo (lo hicimos en 15 minutos). Al final, sudando como pollos, pudimos admirar de nuevo –primera visita nocturna– la obra de Norman Foster. Esta última visita me sirvió también para comprobar lo bien que funciona la nueva compacta de Sony (Sony RX100 III) en condiciones de poca luz. AQUÍ podéis leer la reseña que escribí en la web de Sony (es la que tiene la foto de la cúpula del Reichstag).

Así terminaba el muy completo sábado (bueno, ahora no recuerdo si con vuelta al hotel en metro o con un nuevo paseo).

Desayunando en el Café Krone.

Desayunando en el Café Krone.

El domingo, último día en Berlín (el lunes por la mañana volvíamos a Madrid), lo habíamos planteado como un jornada de relativo relax. Empezamos con un muy buen desayuno en el Café Krone (Oderbergerstraße, 38), en el distrito de Pretzlauer Berg.

_DSC0510  _DSC0516

– Interior del Café Krone y vista de Oderbergerstraße.

Parque de bomberos en Oderbergerstraße.

Parque de bomberos en Oderbergerstraße.

_DSC0520

Mercadillo de Mauerpark.

Después del desayuno fuimos al mercadillo de Mauerpark, donde se puede encontrar de todo (discos, ropa, cámaras antiguas, bisutería, etc.). Nosotros compramos un par de bolsas de tela con un dibujo muy chulo (de las oficiales del propio mercadillo) y unos clicks de Playmobil (para el sobrino, para nuestra colección y para un regalo). Además de los puestos, mucha gente suele ofrecer conciertos en el parque y familias enteras se sientan alrededor de los grupos para escuchar su música.

_DSC0525  _DSC0528

– Los niños disfrutan de los conciertos en Mauerpark y en una estación de metro cercana.

Wasserturm.

Wasserturm.

Interior del Kulturbrawerei.

Interior del Kulturbrauerei.

Hasta la hora de comer, decidimos dar un paseo por la zona: nos acercamos al Kulturbrauerei para que Cris conociera el complejo (una antigua fábrica de cerveza del siglo XIX transformada en centro de ocio y cultural –como el Matadero, pero con muchas más actividades–), pasamos por la Kollwitzplatz, descansamos un rato en el jardín junto a la Wasserturm (el depósito de agua más antiguo de Berlín –1877–, actualmente convertido en un complejo de viviendas), nos tomamos una cerveza en una terraza y subimos a la Zionskirche (una iglesia de 1872, de la que podéis leer su historia en AQUÍ).

_DSC0554  _DSC0550

– Entrada a la Zionskirche y vista desde lo alto de la iglesia.

Zionskirche.

Zionskirche.

W der Imbiss.

W der Imbiss.

Comimos en W der Imbiss, un pequeño restaurante en Kastanienallee 49, cuya cocina es una fusión de la de varios países (es principalmente vegetariana) y que es famoso por sus Naan Pizzas.

Comimos en la terraza, como siempre, acosados por un montón de avispas (seguro que no hacen nada, pero es difícil comer tranquilo con una en la oreja, otra en el plato y dos o tres en la bebida).

_DSC0573

Salas de la Gemäldegalerie.

_DSC0563  _DSC0577

– Ni un reproductor de música ni una escena de 2001: señalética de una sala y cúpula del edificio de la Gemäldegalerie.

Después de comer fuimos al Kulturforum, principalemente a la Gemäldegalerie, ya que no pude visitarla en mis anteriores visitas a Berlín. En la Gemaldegalerie tiene pintura de los siglos XIII al XVIII, de artistas como Jan van Eyck, Pieter Bruegel, Albrecht Dürer, Rafael, Tiziano, Caravaggio, Peter Paul Rubens, o Rembrandt.

_DSC0596

Neue Nationalgalerie.

Cuadro fotorrealista de Franz Gertsch (lo que más le gustó a Fernando).

Cuadro fotorrealista de Franz Gertsch (lo que más le gustó a Fernando).

Como ya estábamos allí y teníamos tiempo, nos acercamos también a la Neue Nationalgalerie (el edificio es de Mies van der Rohe). Tuvimos la suerte de que acababan de inaugurar la tercera parte (cubre de 1968 a 2000) de las exposiciones dedicadas al fondo de arte moderno del museo. Pudimos ver obras (pintura, fotografía, instalaciones, etc.) de Barnett Newman, Joseph Beuys, Andy Warhol, Sophie Calle, Werner Tübke, Rebecca Horn, Andreas Gursky, Gerhard Richter, Franz Gertsch, o Wolfgang Tillmans.

Iglesia de San Mateo.

Iglesia de San Mateo.

Con la visita a la Neue Nationalgalerie terminaban prácticamente nuestras vacaciones en Berlín. En el paseo de vuelta al hotel pasamos por delante de la Filarmónica de Berlín, la iglesia de San Mateo, la escultura de los boxeadores de Keith Haring, …

_DSC0598  _DSC0604

– Filarmónica de Berlín y escultura “los boxeadores”, de Keith Haring.

Entrada del Berliner Prater Garten.

Entrada del Berliner Prater Garten.

Sólo quedaba cenar, y tuvimos el acierto de ir al Berliner Prater Garten (en la misma zona donde habíamos desayunado), un jardín de cerveza y un restaurante en el que cenamos estupendamente (como siempre, lo mejor son los escalopes de ternera).

Seguro que muy pronto volveremos, porque, aunque ya era mi cuarta visita, todavía me queda mucho por ver y disfrutar de una de mis ciudades preferidas. ¡Hasta pronto, Berlín!

_DSC0616  _DSC0620

– Fer en el biergarten e interior del restaurante. 

Cris y Fer despidiéndose de Berlín desde la salida de la parada de metro de nuestro hotel.

Cris y Fer despidiéndose de Berlín desde la salida de la parada de metro de nuestro hotel.

Berlín 2014 (Tercera parte)

Etiquetas

, , , , ,

Cris y Fer desayunando en Barcomi's Deli.

Cris y Fer desayunando en Barcomi’s Deli.

El viernes se presentó lluvioso, así que era un día perfecto para ir a ver museos (además, Cristina tenía que ver, al menos, los imprescindibles). Comenzamos la mañana desayunando, muy bien aunque caro, en Barcomi’s Deli. Desde allí fuimos andando hasta la Isla de los Museos, en la que se encuentran gran parte de los mejores museos de Berlín (de arte antiguo principalmente). El primer museo que visitamos fue el Neues Museum.

Neues Museum. Patio interior.

Neues Museum. Patio interior.

_DSC0259  _DSC0264

_DSC0262

Sombrero de Oro de Berlín.

Sombrero de Oro de Berlín.

El desarrollo de la Isla de los Museos se inició en el siglo XVI. El Altes Museum (Museo Antiguo), de Friedrich Schinkel, se completó en 1828. En 1841, el rey Federico Guillermo IV de Prusia ordenó a Friedrich August Stüler elaborar un plan para desarrollar un “santuario para las artes y las ciencias” en los terrenos que quedaban detrás del Altes Museum. Diseñado por Stüler, en 1859 se inauguró el Neues Museum, primer museo de tres pisos del mundo. El edificio quedó casi en ruinas por los bombardeos de la II Guerra Mundial. David Chipperfield restauró el edificio (se tardaron 11 años), que está en la lista del Patrimonio Cultural Mundial de la UNESCO desde 1999. Los objetivos principales del proyecto eran recompletar el volumen original, y reparar y restaurar las piezas que quedaron después de la destrucción de la Segunda Guerra Mundial. Se trataba de reparar, conservar, restaurar y recrear todos sus componentes. La secuencia original de las habitaciones fue restaurada con tramos de nueva construcción que crean una continuidad con la estructura existente. La restauración, casi arqueológica, siguió las directrices de la Carta de Venecia, respetando la estructura histórica en sus diferentes estados de conservación.

_DSC0246

Faraón.

_DSC0247  _DSC0248

Cabeza verde de Berlín.

En el Neues Museum están las colecciones de arte egipcio, prehistoria e historia antigua. Algunas de las piezas más importantes son el busto de Nefertiti (la única que no se puede fotografiar, aunque sí pude hacerlo hace años, cuando estaba en otro museo de Berlín), la cabeza verde de Berlín (también de arte egipcio), el sombrero de oro de Berlín (de la Edad del Bronce) y el Xantener Knabe (del s. I dC).

_DSC0266

Xantener Knabe (s. I o II dC).

Galería Nacional, al lado del Neues Museum.

Galería Nacional, al lado del Neues Museum.

Después de la visita al Neues íbamos a ver el Museo de Pérgamo, pero la interminable cola que había para entrar nos disuadió de ello (lo dejamos para la tarde). Decidimos acercarnos a la catedral, el Altes Museum y la Humboldt Box.

Catedral y, al fondo, Torre de Comunicaciones.

Catedral y, al fondo, Torre de Comunicaciones.

Humboldt Box.

Humboldt Box.

La Humbolt Box es un centro de información sobre la construcción del Palacio Real de Berlín (demolido durante la época de la RDA). Íbamos a entrar porque estaba dentro del listado de visitas con la Museum Card, pero pasó lo de siempre con esas tarjetas que se supone te ahorran dinero: “se podía visitar con la Museum Card hasta octubre de 2013, pero ya no” –aunque, cuando la compras, te siguen dando un programa donde pone que sí se puede–.

Museo de Historia (de I. M. Pei).

Museo de Historia (de I. M. Pei).

_DSC0274  _DSC0278

– Teatro Maxim Gorki y, detrás de él, fachada del Colegio Húngaro (con una curiosa escultura integrada en ella).

Tras ver la catedral y el Altes (por fuera), fuimos dando un paseo por Unter den Linden (Museo de Historia, Teatro Maxim Gorki, Neue Wache, etc.) hasta Gendarmenmarkt, donde se encuentra la Konzerthaus Berlin y las dos “catedrales” gemelas (sólo la francesa mantiene una iglesia en un lateral). Como llovía a mares, decidimos aprovechar para ir a comer y, por la tarde, intentar ver el Museo de Pérgamo.

_DSC0292  _DSC0294

– Interior de la iglesia de la “catedral francesa”, en Gendarmenmarkt.

Fachada del antiguo colegio.

Fachada del antiguo colegio.

En Auguststraße 11-13 hay un edificio que era un antiguo colegio de niñas judías (Jüdische Mädchenschule) y que actualmente acoge dos restaurantes (el carísimo Pauly Saal, que tiene una terraza en el patio del edificio, y Mogg & Melzer), varias galerías de arte (CWC, Michael Fuchs Galerie, …) y el museo The Kennedys (tenía ganas de verlo, pero no tuvimos tiempo en esta ocasión).

.

_DSC0308

Entrada del antiguo colegio de niñas judías. Al fondo, entrada a Pauly Saal. A la derecha, entrada a su terraza.

_DSC0301  _DSC0299

– Terraza de Pauly Saal e interior de Mogg & Mezler.

El sándwich de pastrami de Mogg & Mezler.

El sándwich de pastrami.

Comimos en Mogg & Mezler el mejor sándwich de pastrami que he probado nunca.

Después subimos a la galería CWC para ver una exposición de fotografía, “Supermodels“, con obras de Richard Avedon, Nadav KanderAnnie Leibovitz, Peter Lindbergh, etc. La exposición era muy buena, pero el precio de las obras me pareció desorbitado (fotografías a 80.000€, y eran, muchas veces, series de 10 o incluso 20).

_DSC0307  _DSC0305

– Entrada a la CWC Gallery y exposición “Supermodels”.

Museo Bode.

Museo Bode.

Sinagoga.

Sinagoga.

Desde allí volvimos andando hasta la isla de los museos (pasamos por la sinagoga de Oranienstraße y por el museo Bode, proa de la isla de los museos); y esta vez sí conseguimos entrar en el Museo de Pérgamo.

El Museo de Pérgamo se inauguró en 1930 y, como curiosidad, se construyó alrededor de las obras de arte que lo integran (primero fueron las obras y después el museo). Incluye la colección de antigüedades clásicas, el Museo del Antiguo Oriente Próximo, y el Museo de Arte Islámico. En él podemos ver cosas tan espectaculares como el Altar de Zeus de la ciudad de Pérgamo, la puerta del mercado romano de Mileto, o la Puerta de Istar de Babilonia.

Detalle del altar de Pérgamo.

Detalle del altar de Pérgamo.

Puerta del mercado de Mileto.

Puerta del mercado de Mileto.

_DSC0324  _DSC0325

– Esculturas a la entrada del Altes Museum (una de ellas a punto de ensartar a un turista).

Altes Museum.

Altes Museum.

Universidad de Humboldt, en la Bebelplatz.

Universidad de Humboldt, en la Bebelplatz.

Como todavía teníamos tiempo y me había quedado con ganas de subir a la catedral francesa para hacer alguna foto de las vistas (cuando fuimos por la mañana estaban celebrando una boda), volvimos andando hasta allí (pasamos por Bebelplatz, lugar donde se llevó a cabo la famosa quema de libros el 10 de mayo de 1933 por las juventudes hitlerianas) y conseguí mi objetivo de subir a lo alto de la catedral (aunque las vistas no eran espectaculares, mereció la pena subir los tropecientos escalones).

Gendarmenmarkt (a la izquierda la Konzerthaus y al fondo la catedral alemana).

Gendarmenmarkt (a la izquierda la Konzerthaus y al fondo la catedral alemana).

Interior de la cúpula de la catedral francesa.

Interior de la cúpula de la catedral francesa.

_DSC0339  _DSC0334

– Konzerthaus y catedral alemana, en Gendarmenmarkt.

Ya bastante cansados, decidimos volver al hotel (andando). Por el camino, compramos agua mineral y yo me detuve en un puestecito de fresas (mereció la pena; estaban riquísimas).

Puesto de fresas (la señora tenía un curioso parecido a Esperanza Aguirre).

Puesto de fresas (la señora tenía un curioso parecido a Esperanza Aguirre).

Después de descansar en el hotel sólo quedaba ir a cenar. Elegimos Monsieur Vuong (Alte Schönhauser Str. 46), un restaurante asiático al que ya habíamos ido en otra ocasión, en el que se come bien y barato (y siempre está hasta arriba). Tras la cena nos tomamos una copa en un bar cercano y volvimos al hotel a dormir (no sabéis bien lo que cansan los museos –y las mil caminatas–).

_DSC0342  _DSC0341

– Terraza de Monsieur Vuong y Cris y Fer haciendo el chorras en el interior ;-)

El sábado tocaba viaje a Potsdam, pero eso lo contaré en la próxima entrada.

NOTA: El párrafo sobre la isla de los museos está adaptado del que aparece en la web de David Chipperfield.

NOTA: Muchas de las visitas a los diferentes museos de Berlín están comentadas en la página del viaje de 2012: Berlín 2012.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 916 seguidores